empate

Íbamos 0-0 y era el último minuto, pensaba que nos iríamos en tablas.
Ambas lo habíamos dado todo y no habíamos recibido nada.
La decisión del destino iba a ser ecuánime.
Llegué a casa, miré al espejo y ví tu cara.
¿0-0? ¡¿Pero en qué orden?!

Anuncios

periplos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s