Cotidiano

Cuando la ciudad despierta Damián abre la valla metálica. Coloca diferentes objetos de interés en la puerta, reordena los productos por milésima vez, comprueba precios y armonías espaciales, revisa la selección músical en coherencia con las predicciones psicológicas.
Damián lleva 20 años realizando lo que siempre rechazó, mantener el negocio de su padre. Una tienda de regalos, un regalo de tienda.

Hoy Damián mira al futuro y ve a Damián, vuelto de esperas y señalando fuera.

20140503-125410.jpg

Anuncios

periplos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s