Geografía de lo invisible

Observo para dejar de ser,
para no saber que nunca he sido.

Observo, absuelta y libre.
Nutro la sed infantil de acogida.
En el mimetismo, sin otro sentido
que fundirme.
Presente, como estado continuo
y regalo concluido:
El suspiro que me presta
la despedida:
vida a vida.

20140607-141118.jpg

Anuncios

periplos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s