tengo tus dioses marcados en los dedos,

a escasos centímetros de las líneas

donde me pierdo,

contorsiones surreales resbalan por mi esqueleto y

en el estatismo de la cama sucumbo al miedo.

centauros depilados

llenos de aceite

con lustrosos tacones

registran en mi armario.

amenazan con prender pantalones y camisas,

amenazan pero no sé qué quieren conseguir.

siempre parece tarde para todo,

cuando a espaldas del mundo

sueño con ser planta

y que por mis hojas resbales

hecha transparencia.

Anuncios

periplos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s