juego absurdo

Anhelos rebozados envueltos de escabeche,

permanecen empapados de soledad traficante.

Pestillos de grandeza a este miedo a ser calada

más de la cuenta.

Por apuro y turbulencia

no me presento por mi nombre

dejo la verdad al vuelo

que estalle el nervio inquieto.

Dividida esta risa

raspa sus raíces en la pared

que forma frontera y recalca

ausencia ¿y ahora qué?

.                                                       .

.                  .                                     .

.                                                     .                 .

.

Las huellas de tus lunares

se confunden con disparos

que riegan mi piel como berenjena

espachurrada en el caos.

Uso tus medias de corbata

y me camuflo en sus rejillas

para confesarme: Ave María Putísima

Anuncios

periplos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s