La espía

La neurosis se relaja

y viene conmigo a fumar.

Deja de cortar suspense

para tenerme en escucha lejana

y hacerse vieja al pensar en maratón.

Caverna ruinosa de estalagtitas plácidas.

miente en la paz indolente

y piensa, podría durar como tú.

Mira cuando desperezo

y pasta como vaca mi voz metida en bronce.

Anuncios

periplos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s