dolor empírico

He escrito un poema sobre la naturaleza

Lo he detestado por parecerme adolescente

“La defensa de la naturaleza es un tema desfasado” he pensado

“debo escribir de temas adultos” he proseguido, incauta.

Las adultas no escribimos de la naturaleza, escribimos de política.

No escribimos del amor, sino de la soledad.

No escribimos sobre la humanidad, sino sobre personas.

¿individua o humana? ¿deficientemente experta o boceto restaurado?

El dolor adolescente es visceral, ajeno a experiencia, es un dolor por la especie humana.

El dolor adulto, es empírico, explicado en causas y consecuencias, es un dolor por una misma.

Me sitúo en la esquina de paso, de una habitación a otra, ni adulta ni adolescente.

Recibo pisotones de quien se mueve de lugar, pero mis pies no se mueven,

Así permanezco desde que nací.

Anuncios

periplos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s