Pasa

Los entramados traman algo, me lo especifican con sencillas metáforas que se traducen a sí mismas.

Hay viento de polilla en el televisor de plasma y polvo detrás del espacio exterior.  Surgen nuevos pareceres en frentes violetas y me restrinjo, como ángel condenado a su dogma. Han pasado siglos de un año a otro y pasan escenas de masas clamando su nombre. Quieren reconocerse pero no hay gentilicio que quepa en su libertad. Desatarme del centro, prescindir del enchufe, despegar mi lengua del iceberg, mantener la mirada en un punto sin turbarme a apostar por su falsedad.

Entidades que transcienden en su transición, camufladas en su amplitud, reconocidas como nación, perpetúan desnudo generacional, despellejan, con los músculos escurridos y los huesos cada vez más pequeños, sus entidades desentendidas que mantienen su fragilidad, adolecen sinceras, se muestran en su nada, se pierden como sensaciones volátiles que revisten un segundo tras otro. Despellejadas, con los músculos escurridos y los huesos cada vez más pequeños….Ensalzo mi manifiesta inexistencia, como estas palabras que subyacen de algo que tampoco es nada, una mueca en la comisura de alguien que no es nada, una ola que embadurna el mundo, nada, un estruendo que ensordece el llanto. Algo. Algo. Algo…

Anuncios

periplos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s