crecer hasta la nada.

NO soy mujer de compromisos

me escurro como gota de los parámetros supuestos.

Las apariencias me atraviesan.

Yazco atrapada en sus enclaves,

claros, permanentes,

distantes de lo que es

sacar las entrañas a relucir,

los lagrimales a expandir sus bolitas

estéticas como perlas.

Los nervios desproporcionados

son naturales en mi mundo,

Decir hola, ¿como estás?

apoyarme en la pared

y hablar de lo típico ¿Para qué?

Si en mi interior solo hay silencio.

Si tu esencia también se tapa

detrás de los nervios.

Si las palabras son el disfraz

de la incontinencia.

-Extraña forma de unirnos al margen-

Segregar significados.

Compartir lo inexplicable.

-Sobrentender a fin de cuentas

lo que no se atreve a pensar nadie-

Estar o no estar loca.

Tenerte contenta.

Ser sincera. Ser hipócrita.

Ser buena, mala, crítica, sumisa

Ser- ¿Para qué?

No soy mujer de compromisos.

Ni siquiera soy mujer.

Ni pretendo decir qué soy.

Ahora- que lo he conseguido-.

Anuncios

periplos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s