PROBABLES QUIZÁS

He centrifugado el sin fin de promesas que me hice,
cuando cumplí los quince,
probándome pantalones de talle ajustado,
pensando en cosas imposibles,
vivir en Japón, cantar New York, New York
como Nina Hagen, con pendientes de chupete
y camellos acosándome para ofrecerme estupefacientes.
Esos fueron mis treinta y dos a los quince.
Hoy desfiguro mi edad en un borrón insondable.
Los años que viví sin querer. Los años que derroché
como si quedaran en la despensa dos, tres, cien, quinientas
identidades por descubrir, cerradas con zip
para su sencillo uso y desuso
y con instrucciones en chino.
Anuncios

periplos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s