Trigo limpio

Fue así como supe que no eras trigo limpio sino lecitina de soja concentrada. No! Debo! Por indecisión indebida de contabilidad y finanzas.
No! debo! Deber! creer las tendencias postmodernas, no debo! Haber! creer las tendencias postmodernas.
Me repito el mantra mientras veo pasar, los osos, las scarlet johanson y los bebés católicos con la cara de jeni lopez tatuada.
me bebo todo el bebé a bobadas.
menos mal que asistí a los grupos de auto-ayuda frente al espejo alargándome el rímel hasta Gibraltar. Fue así como aprendí la canción de Ana Belén que nos define.
Observo que mi heroína también se drogaba por frustración, vivía al tope de la excitación, se prestaba al fracaso como sombra rupestre y pienso “no voy por mal camino”. He llegado hasta aquí con una bolsa de plástico invadida de mosquitos muertos y te puedo asegurar, que en este párrafo la metáfora más lamentable soy yo.
Y estoy chispeando del yoismo los lamentos los eructos variopintos de las neuras. No es un valium letrado, ni un grito a la depresión, no son los huecos de mis dientes promesas del Che Guevara y si lo fueran ¿qué importa?
3 consonantes, 2 vocales y un estallido que puede cambiar el mudo, he dicho mundo… Pero esto no va de eso.

Anuncios

Millones de lenguas secas arrastrándose por pieles que raspan. Todas quieren algo más, ninguna busca algo más. La comodidad termina con tantas reservas de saliva, como la tierra por comodidad se confunde con un botón gris enmarañado en hilo roto. No empieces ahora, respira hondo, cierra los ojos. El universo es infinito tu eres mota. Siéntete mota, si quieres rodéate de luz ,¿no te rellenas de amor como una gamba rebozada?
(todas tenemos una maestría de yoga dentro)
Amordazada, porque no digo lo que quiero decir y mira que digo, si supiera lo que quiero decir lo diría, si supiera discernir entre necesidad y reflejo lo haría.
Millones de lenguas hechas lija dispuestas a frenar su destino porque les da igual seguir o no. Dar vueltas por el mismo trozo de fraude, no discernir entre lascas de hielo y tedio, con lo fácil que es mirar hacia arriba. No entender nada. Mirar hacia dentro. No entender nada. Disfrutar de lo poco que dura la ignorancia.

bucle maníaco

La magia de despertar.
Todas las fuerzas físicas se concentran en mis párpados.
Cuando lo consigo agradezco, acto seguido se me presenta la necesidad.
La de otro o la mía. De hacer algo.
Quizá trabajo/ Quizá trabajo.
Por necesidad. Mía o de algo.
Necesito necesidad por necedad- trabajo para otro que necesita…
¿Para quién realmente? ¿Para qué?
Los años no suman sino restan: ¿Cuánto me queda para…?
Cuenta hacia atrás para empezar a trabajar para contar hacia atrás para dejar de hacerlo.
Todo es contar. Contar. Quiero salir del tiempo. Me sumerjo en videojuegos y en formas dispares de dejar de pensar. Cuento puntos y fases y sigo contando.
La realidad no es contar y esperar el siguiente nivel.
¿En qué momento salí despedida de la realidad? De la facilidad. De la vida.
Llamo al psicólogo que me dice “si quieres vida sencilla tendrás que trabajarte cosas de ti misma” ¿Trabajar? Pasar a otro nivel. ¿Cuenta atrás? ¿ Y si me extraigo la zona mental que se preocupa por medir, contar, calcular, atesorar, comparar?
No, no es matemáticas.
Es libremercado.
Necesidad de necesitar estar en otro estado para necesitar más. Si, MÁS. Y empieza la cuenta atrás
hasta que un sudor agrio se expanda en las raíces del tiempo y el futuro se acerque bailando con orejas de Mickey Mousse.

20140503-134550.jpg

La música se lleva por dentro

búsqueda después de mirada
ser tonta por compasion
evocar realidades que no conozco por el placer de proyectar (no) quiero alejarme (no no) quiero alejarme, la frialdad me aprieta la cintura, remarca la escasez de mis sesos, mis sesos se escurren y quedan posados en árbol, quieren ser nube, quieren elevarse, quieren transcender, quieren no no ser, divinizo la soledad del tiempo que nos separa, que nos espera, que nos delata
-Proyectar para dejar de vivir proyectar para creer que es posible-

Duermo mecida en la olla y espero un cambio de estado
Olvidar la procedencia,dividirme.
Mis pies mienten con dulces nudos que se pierden, ¿en qué clase de plastico se ahogan?
Vuelvo a creer que la tristeza es la emoción mas sincera,vuelvo a creer que la alegría es la emoción mas sincera, vuelvo revuelvo reduzco este momento a tres palabras bailantes que no se controlar demasiado bien
El estomago rebosa pensamientos que quiero olvidar, tengo hambre, quiero hacer constricción con los músculos, quiero apuñalar pensamientos a base de fuerza interior.
Guardo distancia, guardo silencio, me guardo a mi misma,cuando me quiero dar cuenta me he ido,a lamerme heridas en anchos abismos sin molestias, ni la carne, ni echar cuentas, ni socializarme , ni ganarme la vida para vivir, ni la inferioridad virtual, ni la extrapolación de épocas históricas en tazas de café. Lamo heridas en cenizas de notas musicales, y mas metáforas de olvido que se arrastran como orgasmos en paredes de papel.

16 notas me separan del intento, feliz intento, de no tener nada que decir.

20140503-141435.jpg

Perdiz escapista

Orgullo apátrida, orgullo paria.

Tengo orgullo de rechazo de vómito histérico al borde de la luna.

Loco ladrar púrpura entre escombros.

Orgullo de insomnio raído, recio y parco.

Orgullo de día cojo, daltónico y estrábico.

Tengo orgullo de panza arriba sin aire,

de cucaracha clamando auxilio mientras corre hacia ninguna parte.

…Camuflaré por estética moral, “orgullo” por “expectativa”.

Tengo expectativa apátrida, paria.

Expectativa de rechazo de vómito al borde de la luna.

Tengo expectativa de infinito vacío

de exorcismo

Expectativa de imposibles expectativas

de estirar el trueno que nos mantiene inertes,

y de ser niña para poner solución

a lo que nadie considera un problema.

20140503-144708.jpg