Dieciséis de junio 

Desarraigo,

débiles tangos en paliza monótona 

andar y desandar en círculos,

el juicio perdido, fatiga escolástica.

Trunco vapores de tu reflejo  

el espejo opaco en el filo estático 

sumo amante de extraño influjo.

El castigo en su cántico apagado,

escapa en error ventrílocuo,

y se deshace, reformulado,

en el sudor de tus encantos.

En placidez inocua, dactilar y siniestra

la verdad reposa, enseña sus dientes

-desespera su oscuridad destilada-

Su aliento aleatorio desprotege

el hechizo de las damas sentadas

-que ya nada esperan-.

Se remangan el vestido y presumen 

de fuerza de piernas.

Me entretengo pétrea en fáciles desusos;

el chasquido acarreado del chicle del niño,

el calcetín replegado en infinito calzoncillo,

el susurro ausente entre alambres y astros.

Desarraigo,

destino casual, sed enfermiza,

donde astutas y vitalicias las pelusas del mañana

se arremolinan en la retina.

Tecno-y-Logia

A veces la vida es como un ordenador,
a veces no sé la diferencia entre aceptar y cancelar
no sé la diferencia entre cruz y horizonte
se me van las manos
y cierro cuando se me escapan detalles
o juzgo demasiado pronto
o me tomo demasiados derechos
para hacer mío el tiempo de los demás

a veces sí, la vida es como un ordenador.

y me gustaría dejar de hibernar
porque cuando me quiero dar cuenta
he vuelto a actualizarme y no sé qué versión de mí presto
me bloqueo, suprimo emociones
por un poco de paz que no dura
porque

rápida

reinicio.

Inmensidad mal repartida

Me desarmo de forma sustancial, a plazos

primero los ingredientes genéticos,

después los empíricos,

poco a poco acontece

el desintegracionismo.

La permeable delicadeza del vaciado.

Soy una colchoneta de aire escapista,

un entresijo de viento abovedado,

huecos de oxígeno entre mis huesos desiertos.

 

Mi piel aúlla arrugas, donde

reptiles mentiras ruedan como esvásticas.

Bajo mi uña animal el as de tu manga,

la realidad que no encuentro se hace ráfagas

sin más preámbulo, tu mirada.

 

Ayuno de egoismo y sacudo calma

como quien se deshace de las migas del mantel.

Escóndeme de mí, bajo tu sombra

y yacer yuxtapuesta,

adrede, en ángulo muerto

en desliz ignorante.

 

no sé que hacer con esto 

EL FLUJO sanguíneo escupe en el horizonte,

pájaros braman fango de intestino.

Mas nos observan diagonales 

las raídas trenzas de la osa mayor.

Pobre magnitud agredida, me traduces. 

Estatua de fervor alíenigena.

No puedo actuar correctamente 

con este interés por ser correcta

Y a veces pienso que no merezco,

y a veces manipulo mi cerebro

lo reduzco a delirio cursivo.

Lo tiro a la basura y dibujo en mis genitales

la señal de la cruz. 

La victoria de Luis-cernuda

Mi deseo es eso que valgo.

Mi deseo es eso que sale de mí para existir.

Para extirparme de este ahora que desearía desnutrir.

A salivazo gris de lengua rasposa

de fritanga adulterada.

No te tengo a mi alcance.

Hada madrina.

Princesa ocurrente.

Flujo frígido de tiempos diacrónicos.

Aceptacion masiva de condesa sin estribo.

No te tengo.

Estertor con legañas de feligresa.

Espuma bífida de televisor de plasma.

Ruina talibana de noticia falsa.

No te té.

No te tengo ni te temo, no te tė.

No te vengas ahora abajo, no te mé.

No me pidas que te devuelva.

Por mucho que me pidas, no te irás.

(Sé hacer de la memoria dote profesional).

No te tengo.

No te tuve, no te noto.

No te té, no te dé.

No te doy ni te desvío los destinos por victoria de Alfonsina.

No deseo tener más que la sensación de haber perdido.

La mayor fortuna es no gastarte.

No donarte.

No tenerte.

A mi alcance.

supermercado de confianza.

QUÉ ANIMADA te veo hoy
cargada de bolsas del mercadona
con el bolso agarrado por el antebrazo
y el tacón izquierdo completamente gastado
estás animada porque has simulado no haberme visto
porque tu fragancia de colonia supra alcohólica
desgasta mis cuerdas vocales 
tu seguridad de hipoteca pagada 
suplanta mis discursos antiliberales.
Para ser sincera, no soy mejor que tu
ni mas buena, ni mas coherente, ni mas nada.

Tu estas animada porque ves futuro en tu descendencia
yo estoy cabreada porque no veo futuro
ni lo quiero, ni pienso designarlo
como promesa o esperanza.
Hay una diferencia y una semejanza entre nosotras
nos cortamos con las mismas cuchillas
sangramos con la misma intensidad
rellenamos febriles buen humor
en la firma cotidiana de la muerte.
Y en el ultimo momento
cuando el sudor disuelva el artificio
nos abrazaremos,
nos estrangularemos
en el pánico servicial
de ser lo mismo.

 

el rompecabezas adecuado

Me dices hola, ¿qué tal?

Te sientas frente a mí

y me miras expectante

impulsándome a decir

lo que quieres escuchar.

Muy bien, muy contenta,

El tiempo se me ha hecho largo

sin ti.

Ríes y asientes.

Exactamente sabías lo que iba a decir,

Me has enseñado muy bien.

Eres genial.

A ver, con qué me iluminarás hoy.

Miras fruncida tu conocimiento,

Repasas en tu mente proyectiva,

qué puede servirme mas

y seleccionas lo mas productivo

de tu criterio tan bien educado

y moderno.

Test de personalidad, DCI,

SRD, TMAmé un poco de carne

para servirme

bien asada

al sistema.

La silla de sky

de la seguridad social

se me pega en la nalga.

¿Qué clase de relación

tenías con tu madre?

Preguntas

con las gafas de cerca

en la punta

de la nariz.

Me acuerdo

de la última película

de Spike Honze ,

emito una risa tonta,

apuntas paranoia

en el papel.

Preguntas qué tal me viene volver

el jueves 5.

Jueves 5, Jueves 5, Jueves 5…

Creo que bien.

Te digo, hola ¿Qué tal?

Me siento frente a ti,

y te miro expectante,

me dispongo a decir

todo lo que supones adivinar.

Exactamente sabemos

lo que va a pasar.

Simplemente esto. La terapia.

para ambas, es olvidar,

dónde está la locura.

Test de personalidad, DCI,

SRA, Tómame,

un poco de carne

y sírveme

bien asada

al sistema.