juego absurdo

Anhelos rebozados envueltos de escabeche,

permanecen empapados de soledad traficante.

Pestillos de grandeza a este miedo a ser calada

más de la cuenta.

Por apuro y turbulencia

no me presento por mi nombre

dejo la verdad al vuelo

que estalle el nervio inquieto.

Dividida esta risa

raspa sus raíces en la pared

que forma frontera y recalca

ausencia ¿y ahora qué?

.                                                       .

.                  .                                     .

.                                                     .                 .

.

Las huellas de tus lunares

se confunden con disparos

que riegan mi piel como berenjena

espachurrada en el caos.

Uso tus medias de corbata

y me camuflo en sus rejillas

para confesarme: Ave María Putísima

Anuncios

Hasta la ceguera

Estados mentales y anarquías físicas
Frotar los ojos hasta perder el júbilo.
Llevar camisetas con purpurina para que tengas donde mirar.
Observar vuelos de estatismos artificiales.
Hurgar en estanterías de amistades. Recabar caminos de madrugada. Llevar la mochila llena. Mirar el mar hasta saciarme. Esgrimir las causas morales que erradican latencia y sensación de asepsia.
Sin venir a cuento, a ningún cuento, la confianza se pierde.

Anarquías mentales y estados físicos.
Frotar nuestra foto hasta perder el júbilo.
Llevar mi teléfono con tu ausencia para tener donde mirar.
Observar el arrastre de cambios naturales. Evadirme en rincones de antagonismo. Mantener desencuentros amanecidos. No tener inmensidad donde vaciarme, desatender estrategias de pecado y desquiciar la planicie de mofletes corruptos.

No te conozco, nunca estuvimos tan cerca.

la foto

Perdiz escapista

Orgullo apátrida, orgullo paria.

Tengo orgullo de rechazo de vómito histérico al borde de la luna.

Loco ladrar púrpura entre escombros.

Orgullo de insomnio raído, recio y parco.

Orgullo de día cojo, daltónico y estrábico.

Tengo orgullo de panza arriba sin aire,

de cucaracha clamando auxilio mientras corre hacia ninguna parte.

…Camuflaré por estética moral, “orgullo” por “expectativa”.

Tengo expectativa apátrida, paria.

Expectativa de rechazo de vómito al borde de la luna.

Tengo expectativa de infinito vacío

de exorcismo

Expectativa de imposibles expectativas

de estirar el trueno que nos mantiene inertes,

y de ser niña para poner solución

a lo que nadie considera un problema.

20140503-144708.jpg