Delirios de croqueta

Estoy frita de vacíos en centro del pecho

imprevisibles modelos de conducta a pellejo

Saliva de más,

y taquicardia expropiada de contexto.

Estoy frita de ansiedad aceitosa,

atragantar con negativo artificial,

excusas y pausas de cerebro.

Estoy frita por mi culo pegado a la sartén,

cuchillas astutas que rascan desgana.

Estoy quemada por fuera y cruda por dentro,

me sumerjo a destiempo,

ni justa ni sobrada

fuera de tono, atontada,

estoy frita y congelada.

No supe ser comida precocinada,

no supe atender a las instrucciones del dorso,

no supe saber lo que hay que saber

para ir de fresca estando ya hecha.

Paloma negra

Quiero desquerer las ganas de quererte
Quiero redimir la manía de quejarme
Quiero callar esta llamada-
Suerte que no escucharás que no contendrás
no habrá maneras para amasar las mantas-
florecerán en mis ojos con tu hueco
Sí, habrá despistes peores que olvidarte

un jugador llamado Viernes quiere
ser vivido, ser vivo ser ánimo y animado.
Me levanta y marca
En espacio roto
agujero negro al suspiro matasuegras
Chavela Vargas en este caso cantaría
Para sentirme importante impoluta implacable
seré grito que busca tus placeres
En las noches oscuras mi mano te encontrará
Pero….

Esta quietud es cachorro
Que muerde a muerte la desazón, mi mano fría

Esto que escribo es llanto
Llega al cielo que no duerme -mañana.